martes, 22 de abril de 2008

MORIR ES GANANCIA Filipenses 1:21; Apocalipsis 21

¿Por qué el morir es ganancia?




- AL MORIR, EL CRISTIANO COMIENZA A DISFRUTAR CON PLENITUD EL GOZO ETERNO DE DIOS (4;6,7)
Esta realidad es una consecuencia de la anterior:

4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

A. Morir es ganancia porque el creyente recibirá la bendición de ser consolado personalmente por su Señor de toda aflicción. Recordemso que Jesús dijo: en el mundo tendréis aflicción. Esa es una advertencia para que no olvidemos que el gozo perfecto no lo experimentaremos hasta llegar a Su presencia.

B. Sin embargo, tenemos en el vr. 4,6,7 las palabras más bellas para nuestras vidas manchadas del sufrimiento. El último acto de nuestra redención será Dios mismo acercándose hasta nosotros para secar cada lágrima de tristeza, de dolor, de angustia, de incertidumbre, de confusión, de desesperación, de incomprensión. Todo habrá terminado.

C. Piense en los varios momentos de dolor por los que ha atravesado y ha llorado desconsoladamente. Piense en todas aquellas personas que toda su vida no ha sido más que dificultad, carencia, dolor y miedo. Sí; llegará el día cuando todo eso se acabará:
Apo. 7:16 “...porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.
No más llanto, no más enfermedad, no más muerte, no más dolor no más angustias. Todo habrá acabado. Y para siempre. La gloria sea a Dios.
Seremos verdadera y eternamente felices; seremos una fuente constante de gozo.

D. Morir es ganancia porque el creyente recibirá la bendición de sentirse satisfecho. No habrá más necesidad de nada. No más preocupación por nada, no más afán por ninguna cosa. Nuestra vida será perfectamente como dice el Sal. 23 . ..nada me faltará, me hará descansar, me cuidará, el bien y la miseric. me seguirán todos los días...

El Morir es ganancia porque el creyente recibirá la bendición de ser transformado. Somos desobedientes. Somos inconstantes: decimos una cosa y hacemos otra. Decimos que amamos a Dios sobre todas las cosas pero en privado le somos infieles; nuestra obediencia, nuestro servicio y nuestraa doración están manchadas. Pero a morir e ir a la presencia del Señor eso ya no sucederá más. Viviremos como verdaderos hijos obedientes. Le obedeceremos, le serviremos y lo adoraremos de todo corazón, porque seremos semejantes a Cristo. No más luchas con la tentación.

3. AL MORIR, EL CRISTIANO COMIENZA A DISFRUTAR LA MORADA ETERNA QUE CRISTO FUE A PREPARAR PARA LOS SUYOS (9,10)
Este pasaje nos debe motivar a anhelar nuestra verdadera casa.

9 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.
10 Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,

Algunas características de esa ciudad, nuestra morada final y eterna:

A. Gloriosa. Ninguna otra cosa tendrá comparación con esta ciudad. (11)
11 teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. 24 Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. 26 Y llevarán la gloria y la honra de las naciones a ella.
1. Respladeciente, hermosa; que será un recordatorio eterno de la gloria de Dios.
2. Lema del municipio de Mérida: “La mejor ciudad de México” será del mundo”, esa sí lo será
3. “La ciudad de la esperanza” del DF. No necesitaremos esperanza, pues todo será el cumplimiento de las promesas de Dios.

B. Comunión perfecta entre los santos de todas las épocas.(12,14)
1. Juntos los nombres que están en las puertas y cimientos, significa que viviremos al lado de todos los redimidos de todoas las épocas, tanto del NT como del AT.

12 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel;
13 al oriente tres puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres puertas.
14 Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero.

2. Armonía, convivencia, comunión perfecta entre nosotros. 27 No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

3. Hoy hay divisiones y diferencias. Ya no más.